miércoles, diciembre 06, 2006

Noche de fiesta con Todas las voces todas

Todas las voces todas así, como el título de la popular canción argentina de César Isella, se llama un concierto patentado por la Fundación Guayasamín con la anuencia del compositor argentino, fruto de una idea del cantante cubano Silvio Rodríguez la cual fue concertada en La Habana con el Maestro Oswaldo Guayasamín y el productor de los conciertos en el año 1996. la iniciativa tuvo como finalidad la recaudación de fondos para la llevar a cabo la construcción del gran sueño del pintor ecuatoriano: La Capilla del Hombre, uno de los grandes sueños del Pintor de Iberoamérica.

en Quito, en el Coliseo Cerrado Rumiñahui, con la asistencia de unas 18 mil personas se realizó su primera edición durante tres jornadas contiguas en el mismo año 1996.

Ofrecieron su participación de forma gratuita, una constelación de figuras internacionales, entre ellos, Silvio Rodríguez, Luis Eduardo Aute, César Isella, Fito Páez, Piero, Joaquín Sabina, el charanguista Manolo Criollo, Víctor Heredia, Patricia González, León Gieco, Isabel y Ángel Parra, los grupos Pueblo Nuevo, Tercer Mundo, Fortaleza e Inti Illimani.

El segundo de estos conciertos fue realizado también en Quito, pero en noviembre del año 2003. Allí estuvieron algunos de los artistas que participaron en el primero y se incorporaron otras grandes figuras de la música iberoamericana siempre con la misma finalidad benéfica.

Esta vez La Habana le sirve de sede al grandioso concierto e igualmente que en los anteriores quedará grabado en vivo como testimonio de la cultura musical hispano americana para disfrute de miles de seres en el mundo.

En La Habana la nómina de participantes creció y se anchó hasta el continente africano. Esta vez no ha sido para recaudar fondos sino para festejar el octogésimo onomástico de Fidel Castro.

Figuras como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Tata Güines, Manolito Simonet, Cabas, Illapu, Margarita Laso, César Isella, el japonés A Koga, Gerardo Alfonso y Eliades Ochoa subieron al escenario y dieron su generosamente contribución solidaria. Igualmente lo hicieron Braulio López “El Olimareño”, Piero, Pueblo Nuevo, Vicente Feliz, Margarita Laso, Pancho Villa, el grupo Arawi Daniel Viglieti, Danny Rivera, Vania Borges, Ricardo Flecha, Lilia Vera, Los Van Van, la Orquesta Aragón, Adalberto Álvarez y Su Son, la mundialmente famosa Mama África, la cantante sudafricana Miriam Makeba y otros.

La Fundación Guayasamín, organizadora de este gran evento artístico se propone en el futuro promover presentaciones en diversos lugares del mundo con el propósito de incentivar la integración de los pueblos a través de la música, siempre sin fines de lucro y como manifestaciones de solidaridad con diversas causas con las que estén de acuerdo los cantautores e intérpretes quienes serán convocados específicamente para cada ocasión.

Este casi fabuloso encuentro tuvo lugar en la Tribuna Antiimperialista José Martí, de nuestra capital. Con Pablo Milanés comenzó la noche seguido del uruguayo Daniel Viglietti. Momento sensacional fue la actuación de Silvio Rodríguez recibido eufóricamente por los miles de asistentes al multitudinario concierto. Igualmente con las orquestas de salsa o Miriam Makeba y su grupo acompañante que incluyó actuaciones de su nieta y otros sudafricanos..

Muy avanzada la noche, casi saludando los rayos del Sol terminó este extraordinario concierto de pueblos.

1 comentario:

Antonio Ibarra dijo...

Hola:

Andaba recopilando información sobre la relación entre Silvio Rodríguez y Oswaldo Guayasamín pues mantengo un blog sobre los significados de las canciones del trovador cubano y estaba intentando escribir sobre "Entre el espanto y la ternura".

Tu artículo me ha sido muy útil.


¡Saludos desde España!