viernes, abril 21, 2006

Van Van para rato

Francamente, Chapeando no tiene desperdicio, nada es relleno, nada está en vano. Cada canción es realmente buena y con una melodía muy especial que hace mover los pies hasta sin desearlo. El CD Chapeando cuenta con quince temas y todas esas canciones se están escuchando en la radio nacional con mucha complacencia de los radioescuchas.

"Ese disco es una joya para mí", afirmó el autor de "Sandunguera" y "El buey cansao", Juan Formell, y destacó la belleza y originalidad de su diseño gráfico, en el que participó lo mejor de la plástica cubana, como mis preferidos, los pintores Roberto Fabelo y Zaida de Río, entre otros.

Este es un disco al que ellos invitaron de forma especial al cantante español Diego, El Cigala, así como a varios músicos reconocidos de otras agrupaciones cubanas.

La canción Cuba linda, de muy buena pegada, escrita y musicalizada por El Cigala, fue el resultado de una idea suya y de Samuel Formell durante una visita que el intérprete español realizó a La Habana para participar en la filmación de una película del director cubano Humberto Solás. La pieza es pura fusión donde se mezcla el flamenco con la mejor timba cubana, con muy buen tino Técnicamente vale decir que se musicalizó en La Habana, y la voz del cataor español se grabó en España.

La instrumentalización de la canción de Diego, El Cigala, fue realmente muy difícil, pero se logró con una calidad increíble. Chapeando es un disco digno de los años de larga vida que festejó Van Van en diciembre.
Los Van Van han pasado por muchísimas dificultades, pero siempre han salido a flote, y ahí están, su música sigue gustándole a la juventud y a todos en general. Siempre están entre los primeros lugares de la popularidad, algo que ninguna otra gran orquesta cubana ha logrado hacer en tantos años.

En la actualidad Juan Formell, su director y fundador, prácticamente no está en la orquesta, debido a los problemas que sufre en sus manos por la diabetes, y a sus más de sesenta años de edad, pues le cuesta trabajo estar más de dos horas de pie. Sin embargo, Formell hace un esfuerzo para seguir escribiendo música y dirigir la orquesta desde lo general.
Recientemente explicó que tras el abandono de la banda de la mayoría de sus fundadores paulatinamente -solo quedan dos-, se ha nutrido de un grupo de jóvenes, que lo están haciendo tan bien como los iniciadores, y sabemos que es así quienes tenemos el privilegio de escucharlos sistemáticamente.

También ha dicho que ya él se puede morir tranquilo, porque sabe que esa orquesta va a seguir adelante, que está preparada para hacerlo.
Y ciertamente, estamos de acuerdo con él porque hay Van Van para rato aunque Juanito no esté. De todos modos seguramente estará desde el más allá para revisar y controlar todo lo que esté pasando, eso remarcó también el siempre entusiasta y talentoso músico.

Los conciertos de Van Van son a lleno total, y son muchos los que siempre se quedan afuera cuando es un teatro o un sitio con capacidad limitada. Y ni qué decir de las plazas abiertas. Sus bailables son realmente magníficos y la gente no se cansa, siempre piden más. La magia de los Van Van es eterna al parecer, y ojalá así sea.

2 comentarios:

Cuba Journal dijo...

¡Coñóóóóóó!

¡Tremendo Blog!

Me gustó mucho leer tu blog. Sobre todo la parte de Los Van Van y el Havana Club. ¡Que mezcla más buena!

Te invito a que visites mi blog; http://cubajournal.blogspot.com

Tengo algunas cosas en Español. “Un poema de una Maestra Cubana es mi favorito.”
Dime si te gusta.

Un abrazo y un saludo afectuoso.

Jorge

P.D. Hoy por la mañana los gusanitos de Miami me han atacado mucho. Yo me río.

Jesús Risquet dijo...

Me gustó mucho tu blog y lo he incorporado a mi lista de favoritos, pienso que cumple un objetivo muy noble a la vez que ayuda a aumentar los conocimientos sobre la cultura de mi isla.
Será bueno mantener el contacto.
Puedes encontrar artículos míos en Inglés en www.trabajadores.co.cu, una sección que se llama CUBA POR DENTRO